Elementos para aprender a escribir y a contar con el método Montessori

Si bien se suele pensar que el proceso de lectoescritura se inicia cuando el niño aprende a dibujar formas sobre el papel o a escribir su nombre, lo cierto es que comienza mucho tiempo antes, en sus primeros meses de vida.

Cuando el bebé empieza a coger objetos con la mano, a llevarse alimento a la boca o bien, cuando se sienta frente a la cesta de los tesoros, comienza a ejercitar la coordinación ojo-mano.

Al ser un poco más mayor, comenzará a trazar formas: sobre un papel, o bien, sobre la tierra o la arena. Y así, de a poco, y de forma natural, irá haciendo formas cada vez más complejas, hasta aprender a dibujar las letras.

Cómo motivar el aprendizaje de las letras con el abecedario trazable

Tras haber trabajado e identificado los diferentes sonidos, el profesor o tutor ayudará a los niños a reconocer los símbolos que representan a estos sonidos.

Antes de comenzar a escribir sobre el papel, los niños necesitan aprender a realizar el gesto. Al hacerlo sobre un material trazable, donde pueden hacer y deshacer mientras juegan, ganarán confianza durante el proceso y, más aún, aprenderán jugando.

Los pequeños podrán empezar a hacer trazos con el dedo, o bien, con el stick de madera.

Por su parte, los profesores pueden crear historias o situaciones que sean disparadores para que los niños comiencen a trazar.

En primer lugar, lo harán sobre la arena, para luego practicar y experimentar con las letras.

El abecedario trazable es una herramienta que acompaña y facilita el desarrollo de todo este proceso en el aula. Y su funcionalidad continua una vez que los niños han aprendido a reconocer las letras: les permite formar palabras, o también, colocar granos de arroz, pétalos de flores y otros elementos naturales que añadirán color y texturas a las letras.

 

Aprender a trazar y a unir los números

De manera similar, los niños aprenden también a escribir los números. Al trabajar con bloques de madera, que contienen números en diferentes colores, podrán ejercitar el trazo. En primer lugar, lo harán con el dedo, siguiendo el recorrido que les marca cada cuadrado. Y, luego, comenzarán a hacerlo con el uso de un lápiz.

Al jugar con números sueltos, con el tiempo y la práctica aprenderán también a unirlos y a formar cifras más elevadas.

El proceso de lectoescritura según el método Montessori

María Montessori explicaba que, tanto la lectoescritura como el aprendizaje de los números se inicia de a poco, y en edades tempranas, aprovechando los períodos sensibles del niño.

En todo momento, los sentidos son esenciales para el aprendizaje. Esto significa que los niños necesitan ver, tocar, manipular y experimentar.

Cada niño irá incorporando conocimientos a su propio ritmo, en un entorno en el que se respeten las diferentes capacidades e intereses.

De esta manera, el método se adapta al niño. El descubrimiento se realiza a través del juego, y se convierte en una experiencia enriquecedora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: OursiWood ©
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda